Archivo mensual: septiembre 2010

Alberto Contador: “No puedo tolerar que haya sanción”

“Con la verdad por delante se puede hablar alto y claro”. Así de rotundo se ha mostrado Alberto Contador en la rueda de prensa que ha ofrecido esta mañana en Madrid al hacerse público que la UCI le ha apartado provisionalmente tras haber encontrado restos de clembuterol en su análisis de orina realizado el día de descanso del Tour, el 21 de julio, atribuído a una contaminación alimentaria.

Notificado el 24 de agosto por la Unión Ciclista Internacional, afirma “la propia UCI me confirmó que se trataba sin duda de una contaminación alimentaria, por lo que confío en ella y en la AMA para  que esto se resuelva cuanto antes”. Con seguridad aunque visiblemente afectado Contador explicaba la situación sin más ayuda ni guión, ya que éste, asegura, que es la verdad. La historia es como sigue. Días antes de la visita de José Luis López Cerrón, actual director de la Vuelta de Castilla y León al Tour, éste consultó al equipo si necesitaba algo de España. Ante la mala suerte con la comida de los hoteles, el cocinero de Astaná le pide que compre algo de carne, la cual la adquirió en una tienda de Irún, ya de camino hacia Francia. Su llegada, el dia 20 de julio, se retrasa algo más de lo previsto por lo que Vinokurov, Hernández y otros dos compañeros deciden cenar, mientras que Contador, Tiralongo, Navarro y otros, esperan. Debido a lo tarde de su llegada, la cocina del hotel se encuentra cerrada y se debe cocinar en el autobús.

Continúa con tensa calma. A la mañana siguiente, día de descanso en el que no se suele comer carne por no coger grasa innecesaria y molesta, Alberto Contador y algún compañero más, deciden comer carne como gesto de agradecimiento a Cerrón. El ciclista español, líder de la carrera en ese momento, tuvo su control de sangre por la mañana, y por la tarde el de orina. En ese último fue en el que salió registrada una millonésima parte de esa sustancia, en concreto 0000 000 000 05 gramos por ml, que al día siguiente disminuyó en gran medida y el posterior era apenas inexistente.

El corredor de Pinto aclara, preguntado por los periodistas sobre si le preocupa la comparación con casos similares en los que otros corredores fueron sancionados por el uso de clembuterol, aclara que “este es un caso incomparable a otro con la misma sustancia ya que la cantidad es mínima y sólo se puede ingerir a base de una intoxicación”. Basa su inocencia además, en la cantidad de controles a los que estuvo sometido durante la carrera, sobre todo una vez de líder, en los que los pasó todos los días. Además recordó “siempre he sido partidario de los controles. Pienso que es bueno para el ciclismo y también para mí, de esta manera corremos todos en igualdad de condiciones”. Por ello se mostraba decepcionado con los actuales métodos antidopaje de la UCI.Es incomprensible que esto pueda pasar. No entiendo que con el método tan avanzado que existe para realizar los controles, con la existencia de cuatro laboratorios tan especializados, exista una norma como ésta que quede obsoleta ante esta situación”. Añade que sus controles fueron realizados por uno de estos cuatro laboratorios especializados en extraer hasta las mínimas cantidades de sustancias sospechosas, el de Colonia. Continúa: “cuando ves un caso así de algún corredor en el que defiende su inocencia, siempre te queda la duda de si será cierto o no, si creer a la UCI, a ellos…Pero con lo que me está pasando comienzo a dudar mucho del sistema. No lo ves hasta que lo vives”.


Vuelve a coger bravura e incita a los periodistas a preguntar todo cuanto quieran. “Puedo responder ante todo, la versión no va a cambiar porque la verdad está ahí”. Pero al preguntar por su estado personal, se emociona: “Llevo un mes y medio muy mal y muy afectado. He tenido una vida en la que me han pasado muchas cosas. La enfermedad que pasé…Tengo la vida solucionada, no me hace falta seguir dando más pedales, pero no puedo permitir que  una cosa cosa así acabe conmigo y me obligue, injustamente, a dejar la vida que me gusta”.

A la rueda de prensa han asistido más periodistas que los que pueden llegar a cubrir alguna de sus victorias en el Giro, Tour y Vuelta, para seguro darle más espacio en sus medios que el que le concedieron entonces. La prensa extranjera es la que más insistente se muestra y hay quien se atreve incluso a sacar el nombre de la Operación Puerto. El dedo inevitable en la llaga acerca de si se encuentra temeroso por su resultado del Tour, por su fichaje con el Saxo Bank, por si se retrasa demasiado la resolución y esto le obliga a mantenerse alejado más tiempo del que espera de la competición…Pero él rescata la poca esperanza que cabe tener aún ante situaciones así y declara “confío en que se va a solucionar. Lo contrario sería impensable. Confío en la UCI y la AMA. Que mi nombre quede limpio o no después de esto, es más difícil de saber, pero los que realmente me preocupan en este sentido es la gente que me quiere y está a mi lado”.

Su familia y amigos, esos que no fallan tanto si se trata de una victoria como de una derrota se encuentran en la sala, emocionados y lógicamente afectados. Desde el fondo de la sala llegan los “ánimo Alberto, eres el mejor” y a mi derecha se empañan los ojos de su novia Macarena, su madre y hermana. Hoy es un día difícil para todos, con además el bombazo del posible positivo de Ezequiel Mosquera y David García del Xacobeo Galicia en la Vuelta a España. Noticia que venía esputada por un medio de comunicación, dándola a conocer antes incluso que la conocieran los propios corredores, sus familias, de que fuese confirmada por la UCI y conocida por la Federación Española de Ciclismo. Vergüenza ajena por un periodismo totalmente desinteresado por la persona que afecta sus informaciones y exclusivas y sin ninguna empatía y rigor, que antes prefiere dar un titular sobre una falta sin revelar fuentes y más contenido por el que se culpa.

Anuncios

5 comentarios

Archivado bajo Alberto Contador, ciclismo, controles

Ya desde Madrid, recuerdos y agradecimientos

Como cada año después de una grande, sentada en el suelo, con todos los periódicos de aquellos 21 días de competición rodeándome, comienzo a recortar y archivar. Revivo momentos, sobre todo pequeños detalles que el día a día, veloz y agotador, no concede ni un momento para reflexionar. Es curioso, apenas pasadas dos semanas desde que terminase La Vuelta a España en Madrid, echo un vistazo a las páginas y se apodera de mí la melancolía primero y el anhelo después. Buenos y malos momentos, siempre de una intensidad irreprochable que ha sabido otorgar a esta carrera una emoción quizás un tanto ausente en el “todo medido-todo polémico” Tour francés, y un “vamos a por todas” de los italianos en el Giro de Italia.

A esta carrera de resultado 10, sin ningún “pero” y con muchos “wow!, oh!” le han acompañado un sinfín de anécdotas, inevitables en 21 días de convivencia y largos recorridos por toda la geografía española. Serán recordadas siempre con sonrisa de medio lado o a carcajada limpia situaciones que en su momento quizás no causaron tanta gracia, pero que ya forman parte de las arcas de buenos recuerdos de esta edición 2010. La cantidad de kilómetros que este año hemos realizado en coche, con esos largos traslados han dado pie a la búsqueda desesperada de una gasolinera con cero litros de gasolina en el coche, a metros de conducción en dirección contraria en plena noche cerrada, a “rozar” el choque en unas cuantas ocasiones, perdernos incontables veces a pesar del gps, del mapa y de las indicaciones, apretarnos como si de una lata de sardinas se tratara, cinco personas, con sus cinco maletas de 20 kg en un coche Ford bastante discreto. Por no hablar de la noche que nos metimos 7, auténtico tetris humano.

La primera semana fue agotadora. Aún cogiendo el ritmo, pasando muchísimo calor, con horarios impensables de final de trabajo, de coordinación y organización. El día de descanso sólo existe para todos los que no son periodistas y parte de la organización. No sirvió para recuperar y mucho menos para poder ir a la playa! Estando en el hotel con Saxo Bank en Tarragona, necesitaba la foto de “fuera de carrera” de los corredores con la que hemos ilustrado en el blog de FESTINA el día a día de éstos cuando no están inmersos en la carrera. Allí estaba Andy Schleck, a quien comentando lo de la foto nos invitó a tomar algo con ellos por la tarde, y “robar” ese momento de relax para la web. La tarea del día con Kolobnev y presenciando su sesión de fotos para Provelo, no me permitió llegar a tiempo. Al día siguiente sorpresa. Andy Schleck y Stuart O´Grady expulsados por Riis de La Vuelta. Parece que se entretuvieron más de la cuenta…La foto que me envió fue de una de las turbinas del avión que le devolvía a casa. Su momento “more sad that annoyed” quedó entre nosotros. Habrá más ocasiones.

De la carrera me quedaría con muchísimos momentos. Desde la inicial contrarreloj nocturna en Sevilla, las explosivas rampas finales de Valdepeñas de Jaén, la alegría por la victoria de David López en Alcoy, el fatídico momento de la caída y retirada de Igor Antón, el triunfo “a lo pirata” de Purito Rodríguez, el caballito de Cavendish y sus celebraciones con el cava sin ninguna compasión por los periodistas , sin olvidar su cara dubitativa al tener que responder qué se siente cuando se gana en el Giro, Tour y Vuelta. Y sigo. La conquista anunciada desde el primer día de Barredo en Lagos de Covadonga, las vaciladas con Johnnie Walker, amigo desde siempre, por su recién estrenada fama, la espectacular Bola del Mundo y los gritos del público durante el ataque de Mosquera en un último intento por hacerse con la victoria. La alegría de Níbali en el podio, hombre parco en palabras y emociones. La última etapa de Madrid, recibiendo cava del coche de Liquigas, haciendo de guía turística en el coche para Hoffman y Perry, director y mecánico del equipo HTC Columbia: “esto es la m-30, recto llegaríamos a mi casa. Ya estamos en la Castellana. Aún no hay mucha gente. A partir de aquí es  el Paseo del Prado. En la Cibeles es donde todo Madrid celebró la victoria española sobre los holandeses en el Mundial”. Este último comentario casi me vale para quedarme en tierra.  Hoffman, originario de Amsterdam, frena y hace amago de abrirme la puerta. Tiene compasión, nos reímos y comenzamos los circuitos por la Gran Vía, Paseo del Prado y Cibeles.

Anécdotas vividas y trabajo realizado que no hubiese sido posible sin la ayuda de mucha gente. Por ello desde aquí quiero agradecer a todo el equipo Festina por la confianza depositada en mí y hacer que mi trabajo fuese lo más fácil posible, Noelia y Anna. Javi y Jose, de Adoria por ser tan atentos y regalarnos momentos igualmente divertidos. Paco Anguita y Jaume Mir, de Andalucía Caja Sur que me aguantaron y alimentaron en varias etapas en coche, parando a hacer fotografías al pelotón gracias a la impecable organización y orientación de Paco y con los que he aprendido y divertido muchísimo en esta Vuelta a España. A los fotógrafos que me han ayudado, animado y han aportado nuevas lecciones de fotografía, especialmente Joseba y Zipi, me reafirmo en lo divertido que es este gremio! A los doctores de la Vuelta, de Footon Servetto y de Lampre por atenderme tan bien el día de Peñafiel que me dejó “out of race” y que les tuve más mareados de lo que ya estaba yo, muchísimas gracias. A todos los que aguantaron mis entrevistas en el coche, Matxín, Tristan Hoffman, el coche del comisario Peter Stuppacher, “el mejor equipo” como ellos se llamaban y Jaume Mir. Los momentos de avituallamiento con  Miguel y Fermín de Footon Servetto, en el autobús con David…Muchos ya sois amigos más que compañeros. Gracias a Liquigas por invitarme a la cena del último día, fue un lujo poder ver, disfrutar, compartir y celebrar el triunfo de Níbali y todo el equipo italiano, esta victoria tan trabajada. Gracias a todos los que habéis formado esta  pequeña familia de periodistas  y a todo el servicio de prensa de La Vuelta. A Pedro y su “¿aquí estás bien? que no te falte de nada”.  A Nico, de TVE, al que me une amistad desde mucho antes de que supiésemos que nuestro destino sería el ciclismo, por estar siempre atento, siempre ahí e informándome de nuevas curiosidades. A Moisés Rodríguez y todo su equipo por sus saludos de cada día y colarme en unos segundos televisivos, que mi madre agradecerá siempre! Agradecimiento especial también para los corredores que han sufrido mis insistencias por las fotos de Festina en un momento que se supone debe ser dedicado para el descanso. A todos los que nos habéis seguido desde el blog de Festina, una apuesta fuerte que se ha visto recompensada con todo vuestro apoyo y participación. Gracias por los ánimos que a título personal he recibido y sobre todo gracias a Unipublic por esta gran vuelta que nos ha regalado. Así es fácil trabajar, hacerlo bien y encima disfrutar!

Pero esto sigue. Estamos inmersos en los Mundiales, cercanos ya al final de temporada, pero habrá mucho que comentar de cara a 2011 y mucho que descubrir. To be continued…

2 comentarios

Archivado bajo Vuelta a España