¿El pelotón como un rebaño de ovejas?

Sin ánimo de arrojar luz en toda la polémica surgida desde hace una semana por el caso Alberto Contador, ni tampoco de resumir todo lo que se ha expuesto durante estos días, ni pronunciarme acerca de la existencia o no del dopaje en este deporte, lo que quiero es “desabrocharme” el nudo de la corbata que ahoga estos días ante la falta de rigurosidad de algunos medios, organizaciones y actores de este deporte. Para el que pueda pensar lo contrario, procuro estos días no dejarme llevar por el sentimiento hacia el ciclismo ni el patriotismo, simplemente me encuentro a la espera y no hago juicios de valor más allá de criticar a aquellos que con dedo condenatorio y papel justiciero señalan a culpables que, caso contrario demostrado, aún son inocentes. Inmersos en un proceso en el que recordemos se presupone la inocencia del que se acusa, la UCI ha declarado que no habrá caso Alberto Contador, sin embargo, no pone fecha para darlo por finalizado, alimentando el ansia de rumores, invenciones, morbo, “investigaciones”? y la curiosidad del que sigue este deporte.

El ciclismo es un deporte donde reina el desamparo y es un engaño pensar que su mayor problema es el dopaje. Los ciclistas se encuentran ante una indefensión enorme que explica la falta de unión y de coro ante las historias que estos días se escuchan. Sin embargo  a través de twitter, se pueden leer voces indignadas en respuesta a lo que sueltan sus “compañeros” y parte de sus guardianes. Roman Kreuziger, el joven corredor que este año fichará por Astaná se rebelaba ante lo que declaraba el fiscal jefe del CONI (Comité Olímpico Italiano), Ettore Torri, sobre que todos los ciclistas utilizan sustancias dopantes: “Todo lo que ha dicho Torri es realmente malo para todos los corredores!”. Su actual compañero de equipo en Liquigas, Jacopo Guarnieri coincidía: “He leído ahora la entrevista de Torri: me siento realmente ofendido por sus palabras”. Vicenzo Nibali, reciente ganador de la Vuelta a España, se sumaba a las quejas de sus compañeros de equipo: “me uno a lo que ha dicho Guarnieri, me siento ofendido por las declaraciones de Torri”. Luis Angel Maté criticaba en facebook: “Torri, no todos los ciclistas se dopan, igual que no todos los magistrados y dirigentes italianos son unos mafiosos corruptos, o igual que no todos los que trabajáis para el CONI sois unos fascistas!”. Otros corredores prefieren mantener la calma y no pronunciarse: “¿para qué serviría que hablase? El problema es que la gente hace caso a lo que está saliendo estos días. Lo que hay que hacer es esperar; esto es un proceso.”

El público que sigue en mayor o menor medida este deporte no es consciente del control al que está sometido el corredor los 365 días al año, 24 horas al día.  Como si fuesen ex alcohólicos o ex drogadictos recién salidos del centro de rehabilitación. Por si no lo he mencionado, tampoco es mi intención en este post exponer el mundo de ciclismo, con su parte buena y su parte mala pero cierto es que siempre me ha llamado la atención su complejidad, burocracia, desamparo, como ya he dicho, y sobre todo el interés que mueve por miles de frentes. Por ello aquí dejo unos fragmentos de una carta de un corredor profesional, que no da su nombre, participante en los Mundiales de Melbourne sobre las que él considera verdaderas trabas de este deporte y titulada “Estamos corriendo como un rebaño de ovejas”.

“Puedo ver los controles que se me practican en el ADAMS, pero nadie me garantiza que sean reales. ¿Por qué debería creer en estos resultados? Podrían ser manipulados sin demasiados problemas. Conozco bien mi perfil y mis niveles, pero si se me acusa de cualquier valor anómalo de hace un año, ¿cómo es posible que recuerde ese test y si durante esas fechas sufrí hemorroides o cualquier otra afección? […] Lo que quiero decir es que hay muchos puntos débiles en el actual sistema”. Palabras que nos recuerdan a las que dijo Contador en su rueda de prensa.

Hay muchas inconsistencias y puntos que pueden fallar. Por ejemplo, los resultados de la Paris Niza de este año, más elevados de lo normal. Todos. Todos y cada uno de ellos. ¿Por qué?“. […] “En estos días podemos ver algunas cosas extrañas, tales como recibir un resultado negativo de un laboratorio y que pasa a través de muchos otros hasta que llega un resultado positivo. ¿Quién vigila a los controladores? ¿Por qué no puede haber un agente independiente  que también pudiese examinar los resultados?”. […] “La UCI puede usar sus controles para ganar poder. Los equipos más limpios serán tratados mejor. Ante un nuevo fichaje los equipos podrán preguntar a la UCI por los mejores corredores (a su modo de ver). No estoy de acuerdo en que sea la UCI la única que decide qué corredor es bueno o cuál no. No deberían tener el poder único de decidir sobre la vida y la carrera de nadie. […] Además de la UCI nadie tiene la oportunidad de recibir o dar alguna opinión”.


[…] “La solución es crear una organización independiente […] El problema es cómo llegar a un acuerdo. Debemos convertirnos en uno para mejorar. Hay mucho dinero envuelto. Cada año se necesitan dar nombres para justificar tanto gasto. Nuestros nombres se publican en los periódicos como criminales y no tenemos la oportunidad de defendernos”.

Tras hacer un repaso a casos como el de Rebellin y Pellizzoti y muy en consonancia a la polémica despertada estos días por los valores anormales, casi inapreciables por Clembuterol, de Alberto Contador, finaliza: “otro problema del ciclismo es que no sabemos cómo cuidar nuestra propia imagen. Por ejemplo, podemos tener un resultado positivo de inmediato, o a través de una filtración o se dan a conocer cuando el corredor está haciendo el Tour, y el positivo se produjo en mayo. Los laboratorios deben tener normas muy estrictas y que no sean capaces de vender la información. Necesitamos un circuito cerrado entre los laboratorios, UCI y la AMA. No estoy diciendo que no deben dar nombres, pero sólo hay que mencionar una vez que el contraanálisis se ha hecho y el proceso de sanciones se ha iniciado”.

 

 

http://www.newcyclingpathway.com

 

Anuncios

4 comentarios

Archivado bajo Alberto Contador, ciclismo, controles, UCI

4 Respuestas a “¿El pelotón como un rebaño de ovejas?

  1. Arturo F

    Veo que eres tan lista como siempre he pensado, había tenido mis dudas últimamente, jeje.
    El ciclismo necesita gente como tú, pero la cosa está dificil por que la gente que domina esto no ve así las cosas.

  2. Nines

    Muy clarita y muy valiente defendiendo el ciclismo.Creo que tienes mucha razón.

  3. Alex M

    Asi deben decirse las cosas porque después de un proceso como el que esta sufriendo Contador, ¿vale con un “nos equivocamos” o “fue una filtración”?. A ver si terminan de asociarse para plantar cara al sistema y hacerlo independiente y transparente. Gracias por el post!

  4. Paloma

    Queridos amigos:
    Muchas son las oportunidades que han perdido los ciclistas de poner el sistema patas arriba y las han perdido, por miedo al sponsor porque luego (y eso es verdad), tienen represalias contra nosotros y no nos vuelven a contratar, etc etc.
    Durante el Tour de Francia, el tema Festina, el tema Pantani, en ese momento perdieron su mejor oportunidad, nada de plantes absurdos, golpe encima de la mesa y a trabajar en favor de un sistema más justo para los corredores, que lo necesitan.
    Pero claro nuestra asociación de corredores Española, se dedica en carrera a otros menesteres, y así con esto y otras cosas nos crece el pelo.
    En fin, creo que ha llegado el momento de olvidarnos de demandas y ponernos a trabajar seriamente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s