Y en Londres me pregunté: ¿Qué dirán las revistas inglesas sobre el ciclismo?

Una de las cosas qué mas me interesaban, si me lo permiten, al llegar a Londres era conocer el tratamiento informativo que los medios de comunicación, principalmente revistas, daban al ciclismo. Una vez hecha con la ciudad me detuve una semana después en el kiosko central de la concurrida estación de Waterloo. La sección Sports ofrecía dos de sus baldas a todo tipo de magazines dedicadas a este deporte. Como estar ante el escaparate de una pastelería con miedo ausente por comprar todo lo que quieres. De allí salí con Cycle Sport, Procycling, Cycling Weekly y para mi sorpresa también dí con el libro Photography 2010, A year with the Pro Peloton, que recordaba que el fotógrafo Tim De Waele anunciaba en su twitter unos días antes.

Las diferencias a simple vista entre las dos revistas reinas, Proclycling y Cycling Magazine son cualitativas. De la primera se extrae un mayor presupuesto en la elección de los materiales e impresión, así como un especial cuidado por el diseño y la fotografía que corre a cargo del mencionado fotógrafo belga, Tim de Waele. La segunda utiliza una calidad media, un diseño adaptado a todo el contenido que expone y para ella fotografían el mítico Graham Watson y Andy Jones.

Superada la página editorial comienzo a leer. Más adelante, cambio de revista. Y vuelvo a cambiar. Por un momento ya no sé cuál he leído antes y cuál después, y es que, no sé si fruto de la casualidad o quizás actualidad, las dos revistas cuentan con más de diez páginas que resultan casi idénticas en contenido. Un juego de las siete diferencias en sus secciones iniciales de Big Photo, análisis del caso Contador y el top ten de los “most creative doping excuses”.

Sin embargo, pronto éstas me parecen tan dispares como el Daily Mirror y The Guardian. Recuerdo claro de lo que debatíamos días antes en clase de inglés acerca de la división de los medio británicos entre “tabloids” y “broadsheets”, es decir, entre los periódicos sensacionalistas y los considerados, más serios. Pues bien, Cycle Sport cuenta con un amplio contenido de noticias, originalidad y sentido del humor, al que le sobra cierta acidez en algún caso, que todo junto es la receta para tener  un periodismo algo más de pasillo y de caña en un bar. No le falta bravura ni valentía. Procycling aporta un periodismo más riguroso, trabajado, reportajes en profundidad y entrevistas con elaboradas sesiones fotográficas que dotan de un aura intimista y transmiten las sensaciones del entrevistado como en ningún caso anterior ví, leí o sentí. Es elegancia, estilo y profesionalidad. Las fotografías en colores cálidos y otra serie de contraluces en blanco y negro de Thor Hushovd no hacen más que acentuar la serenidad del corredor noruego antes y después de convertirse en el nuevo campeón del mundo. Fotogramas en blanco y negro extraídos de una película parecen las imágenes que recogen momentos del doctor de BMC, Max Testa y que subrayan sus declaraciones, titular del artículo “En medicina no hay ni blanco ni negro. Sólo hay mucho gris“. Brillante.

Dos revistas que más allá de competir, se complementan. El último número de Cycle Sport me sorprendió sobremanera con su repaso de la temporada 2010. A dos páginas una ilustración repasa los mejores y peores momentos con los corredores sobre una carretera con salida en el Tour Down Under y llegada en el Giro de Lombardía.

 

El “motor” de Cancellara, la escuadra de liquigas con su cabecilla rosada trabajando en casa, la desafortunada fractura de rueda de Mark Cavendish en el Tour de Suiza, la caída de Frank Schleck en el Tour de Francia, su hermano Andy rascándose la cabeza con un pie en tierra esperando la asistencia,  Alberto Contador representado como una inmesa vaca vestida con el jersey amarillo, Valverde soportando una gran jeringuilla, Mosquera transportando una bolsa sanguínea (no falta el humor negro tampoco), un colorado Igor Antón tirado en el suelo, en una esquina, Schleck y O´Grady rodeados de botellas de alcohol brindan en la barra de un bar…Aquí hay para todos y yo a estas alturas ya necesito una pastilla anti acidez!

 Y este elaborado trabajo de diseño, hiriente en alguno de sus casos más extremos, está acompañado por un reportaje, al que no le falta originalidad y sátira. Por ejemplo, a través de otro gráfico explican la estrategia de Filippo Pozzato por pasos: Persecución de los favoritos – Ponerse a rueda de ellos – Pelear – Perder el momento – Quedar quinto. A Cavendish le dedican unos versos de Rudyard Kipling en resumen a su temporada:

 

“[…] If you can meet with Triumph and Disaster

And treat those two impostors just the same.

Yours is the Earth and everything that´s in it,

And-which is more-you´ll be a man, my son!”

Como anillo al dedo.

A Jens Voigt e Iñigo Cuesta justifican y alaban su continuidad en el pelotón profesional y ponen como ejemplo el de “otras personas que son demasiados mayores para hacer lo que hacen”. Y citan:

Bruce Willis, héroe de acción, 55 años.

Hugh Heffner, playboy, 84 años.

Bart Simpson, 31 (en sus eternos 10).

 Todo un resumen del año basado en dar una de cal y otra de arena. Un poquito de caña y otra de sentido del humor. Y es que la gravedad y el salto del límite profesional y moral (por sensacionalista que sea no deja de tratarse de periodismo, no debemos olvidarlo) se produce en la comparación del Top Ten de los corredores de 2010 donde se detallan las victorias de cada uno. No sólo no aparece Alberto Contador, sino que además el Tour de Francia se lo otorgan a Andy Schleck y el corredor madrileño se ve expuesto a continuas sátiras y descréditos por parte de la redacción de esta revista inglesa. Quizás Cycle Sport disponga de más información para sentenciar como culpable a Alberto Contador por un caso de dopaje y arrebatarle sus victorias antes incluso de que un juzgado lo haga. ¿Rigurosidad y ética para qué os quiero?

Casos como estos a parte, ambas revistas, junto con Cycling Weekly y la accesibilidad al libro de fotografías de 2010 del pelotón, otorgan mayor profesionalidad a este deporte, y aunque como un colega inglés me comentaba el otro día “no te equivoques, que aquí el ciclismo no se sigue casi nada”, tan necesario es serlo como muchas veces aparentarlo, y al menos, en esta segunda parte, en España nos queda mucho por aprender.

Anuncios

7 comentarios

Archivado bajo Alberto Contador, Carreras, ciclismo, controles, cycle, cycling, Ezequiel Mosquera, Fabian Cancellara, Graham Watson, Mark Cavendish, periodismo, sport, Tim de Waele, Vuelta a España

7 Respuestas a “Y en Londres me pregunté: ¿Qué dirán las revistas inglesas sobre el ciclismo?

  1. Mikel Arriolabengoa

    Muy buen artículo si señor !!

    Pero una duda tengo ahora. ¿ Quien es O´Brady ? XD

  2. Victor

    Excelente análisis. Que recuerdos de mis años viviendo en las islas leyendo ambas publicaciones todos los meses…

  3. Ricky

    Hola!!! ¿podrías poner la imagen del dibujo resumen de la temporada entero? Solo se ven dos cachitos y me ha parecido buenísimo. Gracias

  4. Muy buen trabajo, me ahorro el viaje a Londres a comprar revistas, que con este tiempo igual no sale el avión de regreso 😉
    Aprovecha para comprar la versión en inglés del libro de Fignon “We were young and carefree”, me lo acabo de terminar y es muy didáctico y para los nostálgicos de los 80 nos trae buenos recuerdos.
    Have a nice day,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s