Tour de San Luis: Sin prisa, sin pausa y sin pinganillo

Juan Curuchet  pisaba un poco el freno del coche de la organización para estar más cerca del pelotón y así yo podía tomar buenas fotografías. Ya no sabía si las hacía por necesidad informativa o como medida para no caer dormida ante los tranquilos y mortíferos 20 km/h que marcaba el ritmo del pelotón. Así, los escapados Rosendo y Lucero han llegado a alcanzar los 8 minutos de diferencia, algo heroico para estos dos `suicidas´que se han lanzado, con los dientes apretados y sin mirar atrás 130 km en solitario atravesando el viento casi huracanado que azota estos días la provincia de San Luis.

A pesar de la incertidumbre que ha existido hasta esta mañana sobre las consecuencias del reglamento UCI para las carreras de categoría 2.1 en las que está prohibido el uso de auriculares por parte de los corredores -algo que para los equipos profesionales no entra en vigor hasta 2012-  no ha habido manifestaciones de protesta salvo la decisión de Liquigas de no dirigir la carrera ni contar con coche auxiliar. Los corredores se han despedido de los auriculares en el mismo control de firmas bajo la atenta mirada de los comisarios. A pesar de ello, los dos tramos de arena en un momento bastante decisivo de la carrera no han hecho más que desequilibrar la balanza hacia los que lo consideran un artilugio necesario para la seguridad del ciclista. Ayer entre pizza y helado, debatíamos sobre esto Tondo, Lastras y yo. Misma opinión los tres y bastante compartida por la mayoría. Rosendo, actual líder de la montaña, se mostraba preocupado en meta por esto mismo: “es necesario que nos adviertan si corremos algún peligro” y como Tondo, se mostraba a favor de algún sistema intermedio que pueda funcionar y con el que todos estén contentos. Iván Basso en la rueda de prensa previa al inicio se mojaba algo menos “yo ya tengo muchas cosas en la cabeza entre entrenamientos y carrera. Los directores y managers deciden que hay que hacer y yo lo hago”.

De pronto, el último redbull (caliente) que quedaba se termina. No hay tragedia, sólo que los corredores escapados han sido absorbidos señal de que el pelotón empieza a moverse. A falta de 50 km el viento pega de lado y Curuchet desde el coche se lamenta de que no aprovechen el momento para `reventar´con los abanicos  “es una oportunidad que tienen que aprovechar, sobre todo los argentinos”. Después de tantas horas en coche acumuladas del año pasado y lo que va de este, me doy cuenta que Curuchet aplicaba su buen ojo para la táctica combinándolo con un lado `pillo´ (digámoslo así) y espabilado que sorprendía en el momento menos esperado. Y pum, sentenciaba.

Por fin emoción. El viento da latigazos al coche desde la izquierda y el cuenta kilómetros marca los 70km/h que unos valientes guerrilleros están imponiendo en el pelotón. Y aún quedan 20 km hasta meta. El efecto está conseguido y el pelotón queda troceado. El resultado es un podium a la italiana. Al ciclista del conjunto Androni Giocattoli, Roberto Ferrari, no le hizo falta más carrocería que la suya propia para proclamarse vencedor por delante de Maximiliano Richeze y Jacopo Guarnieri. El esfuerzo realizado por Rosendo y Lucero se ha visto recompensado con el maillot de la montaña y de las metas sprint.


Los podios y el público nuevamente no defraudan. El Tour de San Luis es todo un acontecimiento y el aliento del público sobrecogedor. Y es curioso, es una carrera en la que no se escucha ni una sola vez una queja de los corredores o staff técnico de los equipos. Y eso a pesar de que la etapa inicial siempre da lugar a errores e imprevistos sobre todo en países no tan acostumbrados a pruebas como esta de primer nivel. De pronto algún coche que aparece de la nada, o el comisario (el comisario!) se equivoca de dirección y sigue recto en una rotonda, el pelotón va solo durante 4km después de que se produzca la fuga y coches de carrera, policía y cámaras se `escapen´ con ellos (debían olerse lo de los 20km/h)…Nada que no se solucione fácilmente. El aura de optimismo es inquebrantable y la alegría de todos es lo que hace tan especial a esta carrera. Mañana se llega al Mirador de Potrero y la carrera comenzará a definirse. Y hablando de alegría,  el gran favorito para la general es Xavi Tondo.


 

Anuncios

4 comentarios

Archivado bajo Carreras, ciclismo, cycling, ftx.it, Ivan Basso, Pablo Lastras, Roberto Ferrari, Tour de San Luis, Xavi Tondo

4 Respuestas a “Tour de San Luis: Sin prisa, sin pausa y sin pinganillo

  1. muy bueba cronica de la primera etapa!!

  2. Vincenzo Sabbadin

    Ciao Laura,
    bell’articolo grazie per foto del mio team LIQUIGAS CANNODALE….
    Forza LAURA:)))

  3. ricardo

    VEO QUE NO SOLO SOS HERMOSA
    SINO QUE ESCRIBES MUYYY BIENNNNNN

    Y CONTIGOOO APRENDIIIIIIII

  4. Nines

    Buen trabajo Laura, me alegra poderte seguir cada día.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s