El ‘Tour’ del pueblo

manualforspeed_tourofsanluis-57

Foto: Manualforspeed

Mientras el auxiliar del equipo Cannondale Garmin atiende a los corredores recién llegados a la meta, un hombre a viva voz pasa con su neverita ofreciendo helados. El público rodea a los corredores peleándose por su “caramañola” o bidón de agua y por conseguir una firma en su bandera argentina. Los niños corren de arriba abajo entre motos, organización, periodistas, comisarios, ciclistas y auxiliares en una meta reconvertida en gymkhana en la que entrevistar a Nairo Quintana se convierte en una cuestión de supervivencia en medio del caos y mientras a una le pasan un bebé de apenas dos semanas por encima de la cabeza para que sea bendecido por el propio colombiano. De fondo la samba y algún que otro fogonazo dan la bienvenida al ganador de la etapa en el podio.

No hay público más feliz que el de San Luis. El suyo no es amor exclusivo por el ciclismo, sino por la celebración y el acontecimiento de tener cerca a deportistas profesionales llegados de Europa. Algunos entendidos buscan a Cavendish y Nairo en cada salida de etapa aunque la gran mayoría venera a todos por igual, mezcla de admiración y desconocimiento. La gente es feliz.

“Es el Tour del pueblo”, me decía mi amigo Juan Curuchet, medallista olímpico en 2008 y actualmente Senador en Mar del Plata. No le falta razón. El Tour de San Luis es todo un acontecimiento en una provincia de la que se dice es un país en si misma. Una provincia estable con economía independiente, un pueblo acaudillado según cuentan los propios argentinos, contentos con un gobierno que tiene un gasto público del 49% y una inversión del 51%. El crecimiento es lento pero constante. Los negocios no quiebran, las mismas personas que nos atienden hoy en el hotel y comercios cercanos son las mismas que lo hacían hace cinco años. Reina la estabilidad en un país en el que precisamente ésta brilla por su ausencia.

El gobernador Claudio Poggi, del Partido Justicialista, es cercano a la gente. Su guardaespaldas personal, chófer y fotógrafo oficial son tres mujeres y con ellas llegó ayer acompañado a la cena que brindó a la prensa internacional. San Luis ha crecido a ritmo de este tour que celebra nueve ediciones. Carreteras, alumbrado, conexión a internet, hoteles…Desde aquella primera vez que cubrí la carrera en 2010 se han construido dos hoteles y ampliado el que nos acoge, todo para dar cabida a la caravana de la carrera ciclista más importante de Latinoamérica. Y aunque el nombre de San Luis llegue a cada rincón del mundo durante estos días, aquí se vive ajeno a su alcance y repercusión, disfrutándolo como si de una fiesta popular se tratase; un regalo para el pueblo.

Un paseo por el blog Manual for speed servirá para ilustrar este artículo a la vez que se disfruta de un punto de vista diferente del ciclismo.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Tour de San Luis

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s