Archivo de la categoría: cycling

Se parte de cero

La primera mañana en San Luis, Argentina, leía en un teletipo de la Agencia EFE que había muerto el poeta argentino Arnaldo Calveyra, nacido en Entre Ríos, no muy lejos del vecino Uruguay, y fallecido en París a los 85 años de edad. “Googleando” por ahí me encontré con la última charla que impartió en el Museo de Arte Lationamericano De Buenos Aires (Malba) en el que compartía: “Hay que empezar siempre de nuevo. Yo creo de cero, practicamente. No hay una alegría que dure, en el caso de un trabajo así, de un trabajo, de cualquier trabajo. Porque siempre hay que ir a otra parte. Hay que vestirse de nuevo para salir de viaje”.

A las 18 horas se presentaba el ciclista colombiano Carlos Alberto Betancur puntual a nuestra cita en el hall del hotel Vista de San Luis. Su plante era distinto al de la última Vuelta a España. Una frescura propia de los que vienen (o vuelven) para comerse el mundo. “Quiero volver a ser yo mismo, volver a mi nivel”, decía liberando una sonrisa que llevaba meses sin aparecer. Atrás queda un año que comenzó de manera excelente con su victoria en Tour du Haut-Var y en la prestigiosa París Niza, confirmando la evolución lógica de los éxitos conseguidos en 2013 (tercero en Flecha Valona, cuarto en Lieja y quinto en el Giro de Italia). “Quería encontrarme con Contador en la Volta a Catalunya”, reconoce de aquellla primera parte de la temporada. Fue precisamente allí donde todo se torció debido a un citalomegavirus que le alejó de la competición refugiándose durante meses en su Colombia natal. Un tiempo en el que la presión de la prensa, los malentendidos con el equipo Ag2R (totalmente solventadas a día de hoy, afirma) y la falta de forma mermó sus ilusiones . El resultado en 2014 fueron 58 días de competición en los que 27 vinieron casi de castigo por parte del equipo. Se presentó en la Vuelta a Burgos antes de la Vuelta a España tras más de cuatro meses sin competir. “Hasta hubo veces que pensé en dejarlo”, afirma a sus 24 años este corredor todo terreno, uno de los pocos capaces  de plantearse ganar clásicas o carreras de una o tres semanas. “¿Sabe mujer  que durante esos meses en casa hubo sólo un par de corredores que se preocuparon por cómo estaba? Uno de ellos fue Alejandro Valverde. Me gusta mucho, mucho, mucho, mucho, pero no sólo como corredor sino por la gran persona que es“.

Durante más de una hora habla de manera abierta de lo que queda atrás, de lo que está por venir, de errores, de lecciones, de capacidades y de anhelos. “Quiero hacer las cosas bien, por mí el primero, no por demostrar nada a los demás”. Su entusiasmo contagia. Una charla reveladora que despierta las ganas  verle competir esta temporada 2015.

El viento puntano revuelve los árboles a nuestras espaldas a la vez que nos refresca. Vienen aires nuevos. Y el desparecido Calveyra, al que apenas conocía esta mañana, me ayuda a cerrar el día. “A la excelencia hay que ir y golpearle la puerta, es un trabajo de todos los días”.

** La entrevista completa con Carlos Betancur será publicada en la revista Pedalier

Anuncios

5 comentarios

Archivado bajo Carlos Betancur, ciclismo, cycling, Tour de San Luis

Find the middle. Digital Sports Media magazine

Digital Sports MediaHoy comparto con vosotros esta entrevista que me hizo Andy Eyring para la revista Digital Sports Media. Gran descubrimiento esta revista alemana, también editada en inglés, en la que en el número 42 se habla del ciclismo en la televisión alemana, el desarrollo digital en la liga europea de fútbol, la evolución de la federación polaca de fútbol, etc. Conozco a Andy como biker que compite en cada prueba de City Mountainbike, ganador por cierto de la última el pasado viernes en Waregem. Más allá de las entrevistas que le he hecho durante la competición, desconocía su faceta de comunicador. Es la primera vez que no entrevisto yo al ciclista, sino que él me entrevista a mí. Que la disfrutéis.

Today I want to share with you this interview made by Andy Eyring for Digital Sports Media magazine. It was a nice surprise reading this german magazine, also edited in english, where in the issue #42 you can read articles about cycling in german television, the digital development in the european league, the evolution of the polish football federation, etc. I know Andy as a biker that competes in City Mountainbike, in fact, he won the race last friday  in Waregem. Beyond the interviews I have made him during the competition, I didn´t know about Andy´s role in communications. This is the first time it´s not me who interviews the rider, but it´s the rider who interviews  me. Hope you enjoy it.

 

 

Find the middle

Find the middle2

Find the middle3

About Digital Sports Media: http://www.result-sports.de/
Facebook: https://www.facebook.com/Result.Sports.Munich
Twitter: @ResultsSports

Deja un comentario

Archivado bajo cycling

Va por ustedes, afición

Image

Pedalier #53 ya a la venta

El fuerte sol en San Luis, aliviado por el indomable viento característico de la zona, anunciaba el inicio de la competición ciclista. Las fuertes tormentas eléctricas provocadas por las altas temperaturas respetaban el día e inundaban la noche. El Tour argentino volvió a reunir a los ciclistas con mayor renombre del pelotón internacional. Repitió Alberto Contador, Vincenzo Nibali, ganador de la edición de 2010; se estrenaron Peter Sagan, Thor Hushovd, Tejay van Garderen y Mark Cavendish que lucía por vez primera los colores de Omega Pharma Quick Step y conseguía la primera victoria de 2013 para el equipo belga. Al inglés se le veía feliz, relajado y más accesible que nunca en Argentina. “Yo me paro en un sitio, frente al control de firmas, y la gente se va dando el relevo para hacerse una foto conmigo”. Así hasta quince minutos. Brazo por encima y un recuerdo para siempre.

Y es que la esencia del Tour de San Luis se encuentra en su gente. Amable, cariñosa, atenta y cautivadora. Sin ser Argentina un país de gran afición y seguimiento ciclista -no hubo mención alguna de la carrera por parte de los medios nacionales- el Tour de San Luis es el evento del año para los puntanos locales y otros argentinos aficionados. Al hotel Vista, donde se aloja la organización, la mayor parte de los equipos y la prensa, una llega con ansia de encontrarse con los que ya forman parte de su círculo de amigos a pesar del océano que nos separa. Fuera se encuentran Adolfo y Luis Alberto periodistas argentinos que toman su mate caliente a pesar del calor veraniego. Dentro choco con la cándida mirada de los hermanos Curuchet, Juan y Gabriel, uno director deportivo de la prueba, otro presidente de la Unión de Ciclistas de la República Argentina. La cálida bienvenida continúa con Ricardo, el secretario; Federico, el fotógrafo con más chispa de toda la carrera; Carlos, el comisario; Pablo, el fotógrafo aventurero…Vidas dispares que se encuentran gracias al ciclismo una vez al año. Sin duda la historia más cautivadora es la de Sergio. Pequeñito, de piel curtida y morena, de mirada oscura y profunda, de una humildad difícil de encontrar al otro lado del charco, educado y siempre dispuesto, en 2010 se desvivía por ayudar en lo que fuese al equipo local. Recuerdo cómo por aquel entonces nos contó una tarde a mí y a un grupo de corredores, entre los que se encontraba Filippo Pozzato, que había tenido que pedir permiso para estar en la carrera ya que trabajaba en una funeraria cobrando a domicilio los servicios a las familias de los difuntos. Hasta el siempre jaranero Pozzato guardó silencio impresionado por la historia de Sergio, quien seguía contándonos que era un trabajo duro pero era un trabajo al fin y al cabo y sus ojos se llenaban de felicidad al volver a hablar del tour que pasaba por su tierra una vez al año. “¿Nos podremos hacer una foto más tarde, Pippo?”, concluía con la confianza que le había dado nuestra atención.

El Tour de San Luis no sería posible ni tan especial sin su gente. El ciclismo no saldría adelante sin la afición que espera en las cunetas, que se acerca a las metas, que lo sigue por Internet o que adelanta la comida para ver los últimos 50 kilómetros por televisión. Desgraciadamente, la generación ciclista de ahora se encuentra en deuda por lo que se hizo en el pasado. Toca curar la herida de los millones de seguidores que creyeron en lo que años más tarde se ha podido descubrir como una gran mentira. Google devuelve a la realidad tecleando en su buscador “caída de un mito”, y ofreciendo como primer resultado el rostro de Lance Armstrong. Y es normal que los seguidores estén dolidos. Los deportistas son los héroes del siglo XX y XXI, aquel guardián de la polis griega con atributos de filósofo y de guerrero, más próximo a lo divino que a lo humano. El deporte es la “religión de compensación” (Jorge Riezu, Filosofía y sociología, 1997) porque suple la carencia de valores en la sociedad actual. Superación, sacrificio, trabajo, constancia, compromiso, colaboración, respeto, lucha, entrega, exigencia y juego limpio. Tocará trabajar duro para librarnos de la sombra que ha oscurecido este deporte. Es un compromiso de todos. Y aunque muchos hayan perdido la fe por el camino, otorguémosle la confianza que reclama la actual generación del ciclismo profesional para hacer de este un deporte ejemplar y devolverle la dignidad que merece.

Son protagonistas de las páginas de Pedalier #53 Vincenzo Nibali, Thor Hushovd, Joan Horrach, Eloy Teruel, Australia y muchos más. Próxima semana a la venta.

Image

Click aquí para leer el sumario completo del número 53 de Pedalier.

1 comentario

Archivado bajo Alberto Contador, ciclismo, cycling, Eloy Teruel, Gabriel Curuchet, Joan Horrach, Juan Curuchet, Lance Armstrong, Mark Cavendish, Pedalier Pro, Peter Sagan, Thor Hushovd, Tour de San Luis, Tour Down Under, Vincenzo Nibali

Echar la vista atrás es bueno a veces

Hacía meses que tenía abandonado este blog. La falta de tiempo, que se suele decir. No falta razón, aunque siempre hay más. Leo mi última entrada y me doy cuenta que ha habido dos números más de Pedalier Pro publicados. Y es que la vida sigue…Me concedo por primera y única vez la licencia de hablar en primera persona en esta entrada de reencuentro con el blog abandonado. Estos son días de echar la vista atrás y hacer balance del año. ¿Terapia personal? ¿Mirar atrás en el tiempo? Intención de ser justa con lo que  este año me ha dejado.

El Tour de San Luis sirvió nuevamente para empezar el año de la mejor manera posible. La de 2011 será una edición que jamás olvidaré y amarrada a su recuerdo revivo tiempos mejores. Cada año corroboro que el Tour de San Luis es una carrera amuleto para mí. He conocido personas que han formado parte importante de mi vida; grandes amigos, relaciones verdaderas que en el día a día de la temporada ciclista cuesta estrechar. Además a partir de esta carrera me llegó la oportunidad de entrar a formar parte del equipo de Pedalier Pro; aquella revista que compraba en los kioscos y con la que disfrutaba tanto del particular y diferente modo de contar las historias del pelotón mundial. Me sentía muy relacionada con su línea editorial por lo que trabajar formando parte de este equipo comenzó siendo -y a día de hoy continua siéndolo- fácil y absolutamente gratificante. Una de mis primeras historias se llamaba “Reyes de la pista, Príncipes de la carretera”, un artículo que guardo con cariño y con el que aprendí mucho gracias a mi primera experiencia en la pista en los Mundiales de Pista de Apeldoorn. Esos días en la pista holandesa, me volví a juntar con mis compañeros argentinos, con la selección española y con varios nuevos conocidos para mí, compañeros de profesión de medios holandeses, belgas y alemanes y gracias a todos ellos aprendí a moverme y a conocer ese escenario tan diferente al de la carretera y la vez tan emocionante.


Tras la pista dí con otro nuevo terreno para mí: el cicloturismo. Gracias a la confianza previa de Arturo Sintes y posterior apuesta de Xisco Lliteras entré como parte del equipo de Mallorca 312, una prueba cicloturista alrededor de la isla que cada año ve aumentada su participación en respuesta a la calidad de la marcha. Otra nueva experiencia inolvidable, similar a ver los toros desde la barrera; una nueva forma de ver cómo se disfruta del ciclismo y es siendo partícipe de él, viendo a más de cuatrocientas personas subiéndose a la bicicletas decididas a disfrutar de cada pedalada y a enfrentarse a los momentos más agónicos.

La participación en VEO7 comentando el Giro d´Italia primero con Juanma Álamo y posteriormente con Carlos Castaño y José Luis de Santos también se presentó como una nueva y divertida experiencia;  otra vía más de aprendizaje y nueva apuesta personal que no hace más que aumentar mi lista de agradecimientos 2011. Comentamos en directo la victoria de Mikel Nieve en Gardeccia Val di Fassa . Llegó agosto y La Vuelta a España. Un año más FESTINA volvió a confiar en mí para cubrirla para su microsite El Ciclismo Palpita con Festina y para PDL Pro. Fueron veintiún días de muchísimo trabajo, actividad y con momentos muy intensos y difíciles. Si no fuese gracias a la organización y equipo humano de Festina para La Vuelta seguramente todo hubiese sido más difícil. Un año más y otra bonita experiencia vivida.

Tras La Vuelta me estrené en otra carrera, los Mundiales de Ciclismo en Copenhague. Da gusto trabajar en una carrera con una dimensión claramente internacional, con una organización perfecta y estricta y en una ciudad como Copenhague tomada por las bicicletas. Durante días en la sala de prensa se mezclaban las distintas lenguas de procedencia, nos poníamos por fin voz y gestos los que tanto nos habíamos comunicado por twitter y aún no nos conocíamos y me volvía a encontrar con mis compañeros holandeses de los Mundiales de Pista. Siempre es un placer conocer compañeros nuevos de profesión en cada carrera y conocer los medios para los que trabajan a la vez que se practican otros idiomas. Era impresionante observar las riadas de gente desde el repecho final donde Mark Cavendish levantó los brazos.

Por supuesto que ha habido más carreras, más personas y mucho más trabajo. Todos estos momentos no han hecho más que ampliar mi visión del ciclismo. Recuerdo a Chris Hoy, el imbatible campeón británico de la pista, cuyas piernas puede que tripliquen en dimensión las de André Greipel y las comparo con las de un escalador de ciclismo profesional de carretera y me sigue alucinando que sean atletas que practiquen el mismo deporte. ¡Cuántas caras tiene el ciclismo! Sin embargo, cuando toca hablar de pasión esta se convierte en un punto en común sea cual sea su modalidad. Recuerdo cómo vibraba el velódromo de Apeldoorn cuando Theo Bos se lanzó en la vuelta final en la prueba de Madison, o cada vez que Marianne Vos irrumpía en la pista. Recuerdo la emoción palpable de los cicloturistas en Mallorca; sus caras de atención e interés cuando hablábamos con ellos, cuando escuchaban en la conferencia a Óscar Pereiro, Pedro Horrillo y Miquel Alzamora y a sus familias animándoles en las cunetas de la carretera. Recuerdo la emoción de los ciclistas que participaban en la Vuelta a España a su llegada a País Vasco, refiriéndose a ella como la mejor afición del mundo. Veo a los ciclistas ilusionados con la temporada que entra, algunos estrenando equipo, todos recibiendo el material nuevo, otros estrenando calendario…Leo cada día a los seguidores de ciclismo hablando apasionadamente sobre su deporte y entrando en intensos debates en las redes sociales. Veo la pasión que mueve a los profesionales subirse día a día sobre su bicicleta.

 

Feliz 2012

Más sobre esa pasión:

http://www.pedalierweb.es

http://blog.festina.com

@Laura_Meseguer

10 comentarios

Archivado bajo 2011, ciclismo, Cicloturismo, cycling, Mallorca 312, Pedalier Pro, periodismo, Theo Bos, Tour de San Luis, Vuelta a España, wouter weylandt, Xavi Tondo

Lo que aprendimos de ti

Al volver a Madrid tras el Tour de San Luis, mi familia soprendida me escuchaba hablar sobre los castells, la calçotada, los paisajes de Valls, Tarragona, Girona…“Me lo ha enseñado todo Xavi Tondo”, respondía yo. Cada noche nos enriquecía la vida hablándonos sobre lo sencillo, lo bello, las personas y los sueños. Sentenciado hubiese sido aquel que le interrumpiese por el resto que le estábamos escuchando. Palabras que rezumaban vitalidad. Ojos abiertos como platos, señas del niño que siempre llevó dentro. Que descubre el mundo a cada paso, que lo devora. Manos grandes, enormes que hacían aspavientos en sus explicaciones. Sonrisa y unos cuantos “jeje” literalmente salidos de su boca.

Empeño. Superación. Trabajo duro. Constancia. Pasión. Dedicación.Y qué tarde supieron verlo.

Humildad. Positivismo. Ninguna lamentación, siempre pasión y más pasión.

Al volver de San Luis indagué más en la historia de los castells. No me sorprendió encontrar entre sus valores los que él procesaba. Fuerza, Equilibrio, Valor y Cordura. “Es impresionante formar parte de la pinya que sujeta el castell. Es que son tantas las sensaciones que vives ahí dentro que es imposible explicarlo con palabras. ¡Uffff! -como siempre exclamaba- se me pone la piel de gallina solo de recordarlo”, nos contaba en la noche calurosa de San Luis, donde muchos cerramos nuestros lazos con él. Un nudo fuerte, de amistad y cariño eterno que desde hace un par de semanas parece instalado en nuestros corazones y gargantas. Lo que él no sabía es que entre “bambalinas” todos hablábamos sobre él, era mención obligada en la mayoría de las conversaciones. Le admirábamos. Pensábamos para nuestros adentros que existen muy pocas personas así en el mundo. Maravillosa sensación el sentirse afortunado por conocer a alguien. Estos días, nos confesamos nuestros pensamientos. Hablamos sobre lo que Xavi nos contó de uno y de otro, el cariño con el que nos mimaba. Sus amigos nos apoyamos, nos lamentamos, nos preocupamos, nos escribimos y nos entendemos en la pérdida. Una persona así no pasa por nuestras vidas como si tal cosa. Cada una de sus palabras o gestos pasaba a ser una lección aprendida por todos.

Días después te dedico unas sencillas palabras, sin necesidad de plasmar más recuerdos, vivos en nosotros para siempre. Como tú dijiste, “son tantas las sensaciones -en este particular caso recuerdos y vivencias-  que es imposible explicarlo con palabras”. La sonrisa viene en camino… Una grande como las tuyas, como el Wikitondo que eras para algunos, el Glo-Tondo que eras para mí y el Xavi que serás siempre para todos.

…Y como ocurre con los castells y siguiendo lo que aprendimos de tu enseñanza inconsciente, de esta caída nos levantaremos y seguiremos adelante.

Gracias.

 

21 comentarios

Archivado bajo ciclismo, cycling, Xavi Tondo

¿El show debe continuar?

– “Del Tour no se retira uno nunca”

– “¿Pero no dices que estabas agonizando?”

– “Ya, pero por eso no te puedes retirar”

Wouter Weylandt twiteaba ilusionado en la presentación del Giro de Italia el pasado viernes en el que anunciaba el inicio de 3496 km de travesía por las carreteras italianas. No ha podido completar ni  siquiera los primeros 500. En la misma etapa que el año pasado celebraba su victoria, la etapa 3, hoy ha perdido la vida. La rabia te recuerda sus jóvenes 26 años, su muerte trágica y carente de sentido, y el  muro en el descenso del Passo del Bocco, aquel que se ha llevado su vida sin aviso y sin despedidas, para dejar la compañía del pelotón en su descenso y realizar en solitario el ascenso hacia otro mundo.

Su muerte ha sido un desgraciado suceso que no entro a  atribuir a la seguridad de la carrera o no. Pablo Lastras, del conjunto Movistar , que esta tarde entró tercero en una meta silenciosa y ya vestida de luto en Rapallo declaraba:  “Es una pena y es hora de que hagamos algo por dignificar esta profesión. Es algo que se veía venir y esta mañana lo había hablado con varios periodistas. Hoy había muchas curvas peligrosas y ni siquiera había una mínima señalización o un bandera amarilla indicándolas. No sé dónde ha sido la caída y si ha tenido algo que ver, pero hoy cualquier elemento de seguridad brillaba por su ausencia”.  Me viene al pensamiento el desamparo en el que siento viven los ciclistas.  El diálogo que abre esta entrada es fruto de una conversación con un compañero de pelotón de Lastras y Weylandt unos días antes que no hacía más que reafirmarme en mi empatía hacia ellos. Y no paraba de pensar: ¿quién pudiendo dejar de agonizar decide seguir haciéndolo? ¿qué fortaleza y qué mente se necesita para ello?.

Los `gobernantes´de este deporte, en el que incluyo a las organizaciones de las carreras, no se dan cuenta de la inmensa deuda que tienen con los ciclistas. Una especie hecha a sí misma a base de una vida entregada a los entrenamientos, a saber ganar, a saber perder y  al sufrimiento, sobre todo al sufrimiento pero por su pasión sobre la bicicleta. Agonizan y se duelen de arriba a abajo pero siguen enfrentándose a la carretera con el único chasis que es su propio cuerpo. Humildes sufridores, jamás se quejan.  Y leo a Angelo Zomegnan, director del Giro de Italia, en la revista Pro Cycling: “Nos gusta hacer las cosas que nadie más tiene el valor de hacer”. Me he perdido, ¿ del valor de quién están hablando? Y es que la fortaleza con la que cuentan los ciclistas resulta que les hace vulnerables ante los que buscan de ellos hacer espectáculo, ante los que les quitan la comunicación con sus directores, ante los que les demandan que en 21 días disputen más de diez etapas de montaña, que superen los 200 km en más de trece de ellas y que los más de 200 ciclistas embutidos en carreteras estrechas superen todos los obstáculos, bajadas y emboscadas sin caerse y sin perder la vida en ello. Por supuesto, si cometen algún error serán enviados al ostracismo y vapuleados por la opinión pública. El trato parece un poco caro, casi un pacto con el diablo, pero lo firman, ¿por qué? por su pasión por la bicicleta.

No es mi intención sumar drama al que ya existe en torno a la muerte del corredor belga del conjunto Leopard, ni compartir imágenes ni aspectos de su vida que enfaticen la triste pérdida. Pero no quiero dejar de mostrar mi respeto por él y trasladar mis condolencias a su familia, amigos y compañeros. Y retomo las palabras de Lastras, es hora de dignifcar la profesión, pero dejemos de exigir a los ciclistas que sean ellos quien peleen por sus derechos. Su participación es importante pero no son ellos a quien les corresponder hacer de abogados de sus propios derechos. Demandemos a los que se supone se dedican a cuidar de este deporte más responsabilidad y cariño hacia él, cualidades que se suponen inherentes a ellos y sobre todo cuidemos el espectáculo no a costa de la seguridad de los ciclistas.

Wouter Weylandt, descanse en paz.

“Lucha, pues por mas que tengas
en la brega que sufrir,
cuando todo este peor,
mas debemos insistir”.

Rudyard Kipling

21 comentarios

Archivado bajo Carreras, ciclismo, cycling, Leopard True Race, Pablo Lastras, wouter weylandt

Sobre mitología, leyendas y otros cuentos

 

La desacreditación pública de una persona provoca su pérdida de identidad, su falta de reconocimiento, el peor mal que se puede provocar. En la mitología griega, la diosa de la caza y los bosques, Artemis, se sirvió de su conocimiento para sentar precedente sobre el humano Acteón, cazador formado bajo la tutela de Centurión, que fue castigado por la diosa al convertirlo en ciervo y morir bajo los colmillos de sus propios perros. El mito de Artemis se extrapola siglos después también en el ciclismo, donde los principales robos de identidad se producen a consecuencia de filtraciones, difamaciones, opiniones de unos, de otros, culpabilidad no probada, opinión pública no formada para dichos procesos, etcétera, etcétera. Es lo curioso del mito y también de esta realidad. Artemis no opta por dar muerte a Acteón, prefiere robarle su apariencia. El ciclismo es algo similar. Nada es sencillo y poco se debate entre inocente y culpable.

El personaje de Kafka, Joseph K., en el Proceso, una mañana cualquiera se despierta detenido en su propio domicilio sin saber de qué se le culpaba, sin más explicaciones se adentra en un laberíntico y agonístico procesamiento, que bien recuerda al enrrevesado proceso que está viviendo estos días Alberto Contador. A los conceptos judiciales, que ya alguno se nos escapa, salvo la gente que más atención está prestando en todo este proceso, creo que para la opinión pública está siendo cada día más y más confuso. Uno no sabe si alegrarse por la absolución de la Federación Española de Ciclismo, después de haberle sancionado con un año unas semanas antes. Miro de reojo hacia atrás porque creo que se nos vienen encima los perros de Acteón. Esto no ha hecho más que empezar. Y encima nos ganamos a toda la prensa extranjera en contra y parece que Heminway se equivocó, es España una Fiesta, no París. Mientras tanto se siguen destapando operaciones antidopaje y yo cierro los ojos y me encojo como cuando esperas que suene el trueno anunciado por el relámpago.

Curioso es el papel que adopta la indignada UCI con la “festiva” España y lo poco que se pronuncia sobre otro dios cada vez menos mitificado como es Lance Armstrong. Sin ser partidaria de humanizar a nuestros dioses al menos cuando han corrido ríos de tinta tantos años después, no deja de sorprenderme que tras el reportaje de Sports Illustrated publicado el mes pasado, sobre el campeón estadounidense que recoge las acusaciones e investigaciones que caen sobre él por dopaje, blanqueo de dinero y fraude, no se hayan apenas pronunciado. Se trata de un detallado informe que los periodistas estadounidenses han desarrollado durante un año y en el que también se hacen eco de la relación de Armstrong con el experto anti-doping Donald Catlin y el médico italiano Michele Ferrari, y recoge acusaciones de compañeros de equipo y gente cercana al astro. Pero todo ello merece mención a parte en un nuevo capítulo.

Y volviendo al mito, si Acteón se convierte en la UCI, ésta debería ser el cazador cazado, el  sujeto que se convierte en ciervo y es comido por sus propios perros. En una posición más negociadora y conciliadora, esto es una intención de muchos pero acuerdo de pocos. El ya más que conocido problema del ciclismo. El primer paso ya se vivió en la Challenge de Mallorca aunque no fuese el`bosque´mejor elegido. Una noche de reunión entre los ciclistas que ya ha dado como fruto una petición oficial por parte de la CPA, la asociación internacional de ciclistas a la UCI de que “preste más atención a las necesidades y derechos de los corredores, los cuales deben ser considerados el principal elemento y esencia del ciclismo”. Y es que a nadie le gustaría ser el Acteón del mito de Artemis, ni el Contador de El Proceso ni siquiera la cucaracha de La Metamorfosis, transformada, incomprendida y desterrada tras echarse todo el mundo encima. Conviene mantener los ojos abiertos y las mentes despiertas y objetivas ante lo que se viene encima. La carretera es un buen desestresante para Alberto Contador, aunque la carrera no ha hecho más que empezar.

 

Ilustración El Proceso: Gallardo.

6 comentarios

Archivado bajo Alberto Contador, Carreras, ciclismo, cycling, UCI