Archivo de la categoría: Vuelta a España

Echar la vista atrás es bueno a veces

Hacía meses que tenía abandonado este blog. La falta de tiempo, que se suele decir. No falta razón, aunque siempre hay más. Leo mi última entrada y me doy cuenta que ha habido dos números más de Pedalier Pro publicados. Y es que la vida sigue…Me concedo por primera y única vez la licencia de hablar en primera persona en esta entrada de reencuentro con el blog abandonado. Estos son días de echar la vista atrás y hacer balance del año. ¿Terapia personal? ¿Mirar atrás en el tiempo? Intención de ser justa con lo que  este año me ha dejado.

El Tour de San Luis sirvió nuevamente para empezar el año de la mejor manera posible. La de 2011 será una edición que jamás olvidaré y amarrada a su recuerdo revivo tiempos mejores. Cada año corroboro que el Tour de San Luis es una carrera amuleto para mí. He conocido personas que han formado parte importante de mi vida; grandes amigos, relaciones verdaderas que en el día a día de la temporada ciclista cuesta estrechar. Además a partir de esta carrera me llegó la oportunidad de entrar a formar parte del equipo de Pedalier Pro; aquella revista que compraba en los kioscos y con la que disfrutaba tanto del particular y diferente modo de contar las historias del pelotón mundial. Me sentía muy relacionada con su línea editorial por lo que trabajar formando parte de este equipo comenzó siendo -y a día de hoy continua siéndolo- fácil y absolutamente gratificante. Una de mis primeras historias se llamaba “Reyes de la pista, Príncipes de la carretera”, un artículo que guardo con cariño y con el que aprendí mucho gracias a mi primera experiencia en la pista en los Mundiales de Pista de Apeldoorn. Esos días en la pista holandesa, me volví a juntar con mis compañeros argentinos, con la selección española y con varios nuevos conocidos para mí, compañeros de profesión de medios holandeses, belgas y alemanes y gracias a todos ellos aprendí a moverme y a conocer ese escenario tan diferente al de la carretera y la vez tan emocionante.


Tras la pista dí con otro nuevo terreno para mí: el cicloturismo. Gracias a la confianza previa de Arturo Sintes y posterior apuesta de Xisco Lliteras entré como parte del equipo de Mallorca 312, una prueba cicloturista alrededor de la isla que cada año ve aumentada su participación en respuesta a la calidad de la marcha. Otra nueva experiencia inolvidable, similar a ver los toros desde la barrera; una nueva forma de ver cómo se disfruta del ciclismo y es siendo partícipe de él, viendo a más de cuatrocientas personas subiéndose a la bicicletas decididas a disfrutar de cada pedalada y a enfrentarse a los momentos más agónicos.

La participación en VEO7 comentando el Giro d´Italia primero con Juanma Álamo y posteriormente con Carlos Castaño y José Luis de Santos también se presentó como una nueva y divertida experiencia;  otra vía más de aprendizaje y nueva apuesta personal que no hace más que aumentar mi lista de agradecimientos 2011. Comentamos en directo la victoria de Mikel Nieve en Gardeccia Val di Fassa . Llegó agosto y La Vuelta a España. Un año más FESTINA volvió a confiar en mí para cubrirla para su microsite El Ciclismo Palpita con Festina y para PDL Pro. Fueron veintiún días de muchísimo trabajo, actividad y con momentos muy intensos y difíciles. Si no fuese gracias a la organización y equipo humano de Festina para La Vuelta seguramente todo hubiese sido más difícil. Un año más y otra bonita experiencia vivida.

Tras La Vuelta me estrené en otra carrera, los Mundiales de Ciclismo en Copenhague. Da gusto trabajar en una carrera con una dimensión claramente internacional, con una organización perfecta y estricta y en una ciudad como Copenhague tomada por las bicicletas. Durante días en la sala de prensa se mezclaban las distintas lenguas de procedencia, nos poníamos por fin voz y gestos los que tanto nos habíamos comunicado por twitter y aún no nos conocíamos y me volvía a encontrar con mis compañeros holandeses de los Mundiales de Pista. Siempre es un placer conocer compañeros nuevos de profesión en cada carrera y conocer los medios para los que trabajan a la vez que se practican otros idiomas. Era impresionante observar las riadas de gente desde el repecho final donde Mark Cavendish levantó los brazos.

Por supuesto que ha habido más carreras, más personas y mucho más trabajo. Todos estos momentos no han hecho más que ampliar mi visión del ciclismo. Recuerdo a Chris Hoy, el imbatible campeón británico de la pista, cuyas piernas puede que tripliquen en dimensión las de André Greipel y las comparo con las de un escalador de ciclismo profesional de carretera y me sigue alucinando que sean atletas que practiquen el mismo deporte. ¡Cuántas caras tiene el ciclismo! Sin embargo, cuando toca hablar de pasión esta se convierte en un punto en común sea cual sea su modalidad. Recuerdo cómo vibraba el velódromo de Apeldoorn cuando Theo Bos se lanzó en la vuelta final en la prueba de Madison, o cada vez que Marianne Vos irrumpía en la pista. Recuerdo la emoción palpable de los cicloturistas en Mallorca; sus caras de atención e interés cuando hablábamos con ellos, cuando escuchaban en la conferencia a Óscar Pereiro, Pedro Horrillo y Miquel Alzamora y a sus familias animándoles en las cunetas de la carretera. Recuerdo la emoción de los ciclistas que participaban en la Vuelta a España a su llegada a País Vasco, refiriéndose a ella como la mejor afición del mundo. Veo a los ciclistas ilusionados con la temporada que entra, algunos estrenando equipo, todos recibiendo el material nuevo, otros estrenando calendario…Leo cada día a los seguidores de ciclismo hablando apasionadamente sobre su deporte y entrando en intensos debates en las redes sociales. Veo la pasión que mueve a los profesionales subirse día a día sobre su bicicleta.

 

Feliz 2012

Más sobre esa pasión:

http://www.pedalierweb.es

http://blog.festina.com

@Laura_Meseguer

Anuncios

10 comentarios

Archivado bajo 2011, ciclismo, Cicloturismo, cycling, Mallorca 312, Pedalier Pro, periodismo, Theo Bos, Tour de San Luis, Vuelta a España, wouter weylandt, Xavi Tondo

Leopard True Racing: Show must go on!!

El Tour de Francia ya nos da lecciones año tras año con sus presentaciones en el Palacio de Congresos de París. La exhibición de un mero escenario de la que va a ser, como cada año, la carrera más esperada del calendario, sirve para abrir boca de seguidores, medios, redes sociales y periodistas y, característica de la grande francesa, siempre para sorprender. Entonces empieza una cuenta atrás hasta que el show vuelve a comenzar. La emoción define en parte al deporte y con sencillez y buenas ideas se puede lograr toda la espectacularidad. El cóctel no es ningún misterio,sin embargo, ¿cuál es el misterio que no nos permite en España lograr conmover de esta  manera?

Lo del equipo luxemburgués es otra cosa. Los rumores ya comenzaron allá por el Tour de Romandía en abril. Nos sonaba a locura que un empresario quisiese crear un equipo entorno a dos talentosos corredores. ¿En ciclismo?! Para los agnósticos y para los soñadores, muchos rumores,  breves informaciones y misterio después, hoy se ha presentado el equipo capitaneado por los hermanos Shleck en Luxemburgo. Su nombre fue desvelado a medias durante las dos últimas semanas en una página aún en construcción que hacía de soporte digital donde poder adquirir las entradas de la presentación del 6 de enero. ¿Cómo? Debe tratarse de un error. ¿Pagar, no para ver ciclismo, si no para ver su presentación?. En un día todas las entradas estaban agotadas. En palabras de Rudyard Kypling, “piensa en grande y tus hechos crecerán”. Y es que gracias a una excelente labor del departamento de marketing del equipo luxemburgués, una brillante estrategia de comunicación coordinada entre equipo y patrocinadores, sin filtraciones a prensa y con base en crear expectación hasta el último instante, hoy la presentación del Leopard Trek Team nos ha dejado boquiabiertos a todos.

Su slogan, True Racing, transmite fortaleza, agresividad, confianza y realidad y  juega con los conceptos de verdadero y puro para dar una imagen de equipo fuerte  y limpio. Bien es verdad que el maillot ha dejado un tanto que desear sobre todo si se relaciona Leopard con el animal print que tan de moda está esta temporada y tendencias a parte, teniendo en cuenta que el pelotón va a ser una masa de azul, negro y blanco se esperaba algo más de creatividad. Aún así, es un ejemplo del saber hacer y del Profesionalismo que debería practicar cada equipo Profesional, sin escatimar sobre todo en ideas y en el equipo humano que pueda llevarlo a cabo. Y vuelven otra vez a mi mente todas las reflexiones que se me plantean cuando veo en un plano objetivo el ciclismo en España. Recuerdo risueña lo que me comentaba un colega italiano del gremio mientras caminábamos en un momento de descanso: “Es que en España siempre váis a lo gratis o a lo barato. En todas las facetas de la vida.  En el trabajo es común escuchar, “yo tengo un primo que te lo hace a mitad de precio””. De pronto se para frente a mí y exclama: “¡Es que yo no lo quiero a mitad de precio quiero un trabajo bien hecho!!”. Españoles…Y siento otra vez a Rudyard Kipling dándome con su dedo índice en mi hombro: “Piensa en pequeño y quedarás atrás”.


Mi experiencia en la parte de consultora de comunicación me sigue demostrando que la propuesta de proyectos fuertes y muy creativos no llegan a ningún sitio porque no existe en España este concepto de invertir en comunicación y publicidad y en querer hacer las cosas realmente bien. Siempre atentos a las cifras. Todo lo cual no termina más que siendo un bucle que afecta a los patrocinios que realizan esas empresas, véase en este caso los equipos, y que estos tengan que prescindir de este departamento y del que pienso que debería ser del todo imprescindible, el jefe de prensa. Pero lo más grave de toda esta pescadilla que se muerde la cola, es que, en el ciclismo, girando todo alrededor de la figura del patrocinador – nombre del equipo, imagen de los corredores…- no exista esta real preocupación en dar su mejor comunicación y presencia posible, en reverencia a ellos y en orden a lograr una relación duradera con los años.

Tras ver el excelente trabajo que el equipo inglés SKY ha realizado a un nivel tan profesional, marcando una pauta que no deberíamos perder de vista, siento verdadero entusiasmo por conocer las líneas que va a desarrollar el Team Movistar en la temporada que entra a efectos de comunicación y publicidad, así como el Leopard True Racing que tan sólo con su presentación y su creación de cuenta en twitter ha revolucionado esta tarde las redes sociales y medios de este deporte.

6 comentarios

Archivado bajo ciclismo, cycling, Leopard True Race, Movistar Team, patrocinio, sport, Tour de Francia, Vuelta a España

Y en Londres me pregunté: ¿Qué dirán las revistas inglesas sobre el ciclismo?

Una de las cosas qué mas me interesaban, si me lo permiten, al llegar a Londres era conocer el tratamiento informativo que los medios de comunicación, principalmente revistas, daban al ciclismo. Una vez hecha con la ciudad me detuve una semana después en el kiosko central de la concurrida estación de Waterloo. La sección Sports ofrecía dos de sus baldas a todo tipo de magazines dedicadas a este deporte. Como estar ante el escaparate de una pastelería con miedo ausente por comprar todo lo que quieres. De allí salí con Cycle Sport, Procycling, Cycling Weekly y para mi sorpresa también dí con el libro Photography 2010, A year with the Pro Peloton, que recordaba que el fotógrafo Tim De Waele anunciaba en su twitter unos días antes.

Las diferencias a simple vista entre las dos revistas reinas, Proclycling y Cycling Magazine son cualitativas. De la primera se extrae un mayor presupuesto en la elección de los materiales e impresión, así como un especial cuidado por el diseño y la fotografía que corre a cargo del mencionado fotógrafo belga, Tim de Waele. La segunda utiliza una calidad media, un diseño adaptado a todo el contenido que expone y para ella fotografían el mítico Graham Watson y Andy Jones.

Superada la página editorial comienzo a leer. Más adelante, cambio de revista. Y vuelvo a cambiar. Por un momento ya no sé cuál he leído antes y cuál después, y es que, no sé si fruto de la casualidad o quizás actualidad, las dos revistas cuentan con más de diez páginas que resultan casi idénticas en contenido. Un juego de las siete diferencias en sus secciones iniciales de Big Photo, análisis del caso Contador y el top ten de los “most creative doping excuses”.

Sin embargo, pronto éstas me parecen tan dispares como el Daily Mirror y The Guardian. Recuerdo claro de lo que debatíamos días antes en clase de inglés acerca de la división de los medio británicos entre “tabloids” y “broadsheets”, es decir, entre los periódicos sensacionalistas y los considerados, más serios. Pues bien, Cycle Sport cuenta con un amplio contenido de noticias, originalidad y sentido del humor, al que le sobra cierta acidez en algún caso, que todo junto es la receta para tener  un periodismo algo más de pasillo y de caña en un bar. No le falta bravura ni valentía. Procycling aporta un periodismo más riguroso, trabajado, reportajes en profundidad y entrevistas con elaboradas sesiones fotográficas que dotan de un aura intimista y transmiten las sensaciones del entrevistado como en ningún caso anterior ví, leí o sentí. Es elegancia, estilo y profesionalidad. Las fotografías en colores cálidos y otra serie de contraluces en blanco y negro de Thor Hushovd no hacen más que acentuar la serenidad del corredor noruego antes y después de convertirse en el nuevo campeón del mundo. Fotogramas en blanco y negro extraídos de una película parecen las imágenes que recogen momentos del doctor de BMC, Max Testa y que subrayan sus declaraciones, titular del artículo “En medicina no hay ni blanco ni negro. Sólo hay mucho gris“. Brillante.

Dos revistas que más allá de competir, se complementan. El último número de Cycle Sport me sorprendió sobremanera con su repaso de la temporada 2010. A dos páginas una ilustración repasa los mejores y peores momentos con los corredores sobre una carretera con salida en el Tour Down Under y llegada en el Giro de Lombardía.

 

El “motor” de Cancellara, la escuadra de liquigas con su cabecilla rosada trabajando en casa, la desafortunada fractura de rueda de Mark Cavendish en el Tour de Suiza, la caída de Frank Schleck en el Tour de Francia, su hermano Andy rascándose la cabeza con un pie en tierra esperando la asistencia,  Alberto Contador representado como una inmesa vaca vestida con el jersey amarillo, Valverde soportando una gran jeringuilla, Mosquera transportando una bolsa sanguínea (no falta el humor negro tampoco), un colorado Igor Antón tirado en el suelo, en una esquina, Schleck y O´Grady rodeados de botellas de alcohol brindan en la barra de un bar…Aquí hay para todos y yo a estas alturas ya necesito una pastilla anti acidez!

 Y este elaborado trabajo de diseño, hiriente en alguno de sus casos más extremos, está acompañado por un reportaje, al que no le falta originalidad y sátira. Por ejemplo, a través de otro gráfico explican la estrategia de Filippo Pozzato por pasos: Persecución de los favoritos – Ponerse a rueda de ellos – Pelear – Perder el momento – Quedar quinto. A Cavendish le dedican unos versos de Rudyard Kipling en resumen a su temporada:

 

“[…] If you can meet with Triumph and Disaster

And treat those two impostors just the same.

Yours is the Earth and everything that´s in it,

And-which is more-you´ll be a man, my son!”

Como anillo al dedo.

A Jens Voigt e Iñigo Cuesta justifican y alaban su continuidad en el pelotón profesional y ponen como ejemplo el de “otras personas que son demasiados mayores para hacer lo que hacen”. Y citan:

Bruce Willis, héroe de acción, 55 años.

Hugh Heffner, playboy, 84 años.

Bart Simpson, 31 (en sus eternos 10).

 Todo un resumen del año basado en dar una de cal y otra de arena. Un poquito de caña y otra de sentido del humor. Y es que la gravedad y el salto del límite profesional y moral (por sensacionalista que sea no deja de tratarse de periodismo, no debemos olvidarlo) se produce en la comparación del Top Ten de los corredores de 2010 donde se detallan las victorias de cada uno. No sólo no aparece Alberto Contador, sino que además el Tour de Francia se lo otorgan a Andy Schleck y el corredor madrileño se ve expuesto a continuas sátiras y descréditos por parte de la redacción de esta revista inglesa. Quizás Cycle Sport disponga de más información para sentenciar como culpable a Alberto Contador por un caso de dopaje y arrebatarle sus victorias antes incluso de que un juzgado lo haga. ¿Rigurosidad y ética para qué os quiero?

Casos como estos a parte, ambas revistas, junto con Cycling Weekly y la accesibilidad al libro de fotografías de 2010 del pelotón, otorgan mayor profesionalidad a este deporte, y aunque como un colega inglés me comentaba el otro día “no te equivoques, que aquí el ciclismo no se sigue casi nada”, tan necesario es serlo como muchas veces aparentarlo, y al menos, en esta segunda parte, en España nos queda mucho por aprender.

7 comentarios

Archivado bajo Alberto Contador, Carreras, ciclismo, controles, cycle, cycling, Ezequiel Mosquera, Fabian Cancellara, Graham Watson, Mark Cavendish, periodismo, sport, Tim de Waele, Vuelta a España

Hasta a los tiburones se les homenajea

 

La mañana del domingo aterrizaba ya con retraso en Pisa. Una hora tarde comencé a atravesar las viñas y los olivos de un paisaje verde toscano, más vivo si cabe por la lluvia incesante de aquel día y que anunciaba la llegada a Vinci.  Una vez en la Fattoria di Calappiano, atravesé salones festivos, repletos de personas, unas trecientas, que reían y aplaudían, y al llegar al umbral que servía de unión entre uno y otro me encontré con el motivo de tanta alegría, el homenajeado, Vincenzo Níbali. Junto al speaker, se escondía tras su sonrisa tímida de medio lado, sin mantener la mirada fija en nadie, el que ha sido el último ganador de la Vuelta Ciclista a España 2010. Nos ve entrando  y nos saluda animado.

La fiesta, como cada año, es organizada por el Club de Fans de Vincenzo Níbali, cuyo capitán es Raniero Bindi, al que vimos correr junto a él en la Bola del Mundo y llorar de emoción bajo el podio color rojo cuando el joven italiano sentenció sobre Mosquera en la cumbre madrileña. Más que el squalo del stretto, los que sentimos gratitud por esta fiesta somos todos los demás. Bocanada de aire fresco en la que se respira amor, respeto y admiración por este deporte, ausentes estas últimas semanas de azote constante a este deporte. Se relaja la postura de estar a la defensiva ante los que atacan y ante los que dudan. Ahora toca disfrutar.

Los discursos se suceden. Las miradas más atentas y el silencio más sepulcral se hace cuando toma la palabra Alfredo Martini de 90 años, ex seleccionador italiano, siempre muy unido al desaparecido Franco Ballerini. Los periodistas italianos hablan de la evolución de Vincenzo como ciclista. Stefano Zanatta, director deportivo de Liquigas, señala que el año que viene luchará por el Giro y en función de los resultados y la condición física se planteará su participación en Tour o Vuelta. De pronto una caja inmensa irrumpe en medio de la sala. Los “CanNibali” invitan al corredor italiano a abrirla. De su interior sale Alessandro Vanotti, compañero de Liquigas y “de habitación en la mayoría de las carreras”, me comentan. Se siente la amistad que les une. Comienzan a sucederse los vídeos, recordando un año victorioso que comenzó apuntando maneras en el Tour de San Luis, en Argentina, en enero. Piel de gallina, ojos vidriosos. “Hay que ver cómo me emocionan a mí estos vídeos”, pienso para mí misma. Aplausos en podios, entrando en meta con los brazos en alto, con las apariciones de los CanNíbali…”No merecen menos estos deportistas, con el desgaste físico y psicológico al que están expuestos…”, sigo reflexionando. Me vuelvo buscando al homenajeado y le encuentro en el mismo umbral bajo la oscuridad de la sala, se vislumbra su sonrisa. Ha sido un gran año.

Deja un comentario

Archivado bajo ciclismo, Vincenzo Nibali, Vuelta a España

Ya desde Madrid, recuerdos y agradecimientos

Como cada año después de una grande, sentada en el suelo, con todos los periódicos de aquellos 21 días de competición rodeándome, comienzo a recortar y archivar. Revivo momentos, sobre todo pequeños detalles que el día a día, veloz y agotador, no concede ni un momento para reflexionar. Es curioso, apenas pasadas dos semanas desde que terminase La Vuelta a España en Madrid, echo un vistazo a las páginas y se apodera de mí la melancolía primero y el anhelo después. Buenos y malos momentos, siempre de una intensidad irreprochable que ha sabido otorgar a esta carrera una emoción quizás un tanto ausente en el “todo medido-todo polémico” Tour francés, y un “vamos a por todas” de los italianos en el Giro de Italia.

A esta carrera de resultado 10, sin ningún “pero” y con muchos “wow!, oh!” le han acompañado un sinfín de anécdotas, inevitables en 21 días de convivencia y largos recorridos por toda la geografía española. Serán recordadas siempre con sonrisa de medio lado o a carcajada limpia situaciones que en su momento quizás no causaron tanta gracia, pero que ya forman parte de las arcas de buenos recuerdos de esta edición 2010. La cantidad de kilómetros que este año hemos realizado en coche, con esos largos traslados han dado pie a la búsqueda desesperada de una gasolinera con cero litros de gasolina en el coche, a metros de conducción en dirección contraria en plena noche cerrada, a “rozar” el choque en unas cuantas ocasiones, perdernos incontables veces a pesar del gps, del mapa y de las indicaciones, apretarnos como si de una lata de sardinas se tratara, cinco personas, con sus cinco maletas de 20 kg en un coche Ford bastante discreto. Por no hablar de la noche que nos metimos 7, auténtico tetris humano.

La primera semana fue agotadora. Aún cogiendo el ritmo, pasando muchísimo calor, con horarios impensables de final de trabajo, de coordinación y organización. El día de descanso sólo existe para todos los que no son periodistas y parte de la organización. No sirvió para recuperar y mucho menos para poder ir a la playa! Estando en el hotel con Saxo Bank en Tarragona, necesitaba la foto de “fuera de carrera” de los corredores con la que hemos ilustrado en el blog de FESTINA el día a día de éstos cuando no están inmersos en la carrera. Allí estaba Andy Schleck, a quien comentando lo de la foto nos invitó a tomar algo con ellos por la tarde, y “robar” ese momento de relax para la web. La tarea del día con Kolobnev y presenciando su sesión de fotos para Provelo, no me permitió llegar a tiempo. Al día siguiente sorpresa. Andy Schleck y Stuart O´Grady expulsados por Riis de La Vuelta. Parece que se entretuvieron más de la cuenta…La foto que me envió fue de una de las turbinas del avión que le devolvía a casa. Su momento “more sad that annoyed” quedó entre nosotros. Habrá más ocasiones.

De la carrera me quedaría con muchísimos momentos. Desde la inicial contrarreloj nocturna en Sevilla, las explosivas rampas finales de Valdepeñas de Jaén, la alegría por la victoria de David López en Alcoy, el fatídico momento de la caída y retirada de Igor Antón, el triunfo “a lo pirata” de Purito Rodríguez, el caballito de Cavendish y sus celebraciones con el cava sin ninguna compasión por los periodistas , sin olvidar su cara dubitativa al tener que responder qué se siente cuando se gana en el Giro, Tour y Vuelta. Y sigo. La conquista anunciada desde el primer día de Barredo en Lagos de Covadonga, las vaciladas con Johnnie Walker, amigo desde siempre, por su recién estrenada fama, la espectacular Bola del Mundo y los gritos del público durante el ataque de Mosquera en un último intento por hacerse con la victoria. La alegría de Níbali en el podio, hombre parco en palabras y emociones. La última etapa de Madrid, recibiendo cava del coche de Liquigas, haciendo de guía turística en el coche para Hoffman y Perry, director y mecánico del equipo HTC Columbia: “esto es la m-30, recto llegaríamos a mi casa. Ya estamos en la Castellana. Aún no hay mucha gente. A partir de aquí es  el Paseo del Prado. En la Cibeles es donde todo Madrid celebró la victoria española sobre los holandeses en el Mundial”. Este último comentario casi me vale para quedarme en tierra.  Hoffman, originario de Amsterdam, frena y hace amago de abrirme la puerta. Tiene compasión, nos reímos y comenzamos los circuitos por la Gran Vía, Paseo del Prado y Cibeles.

Anécdotas vividas y trabajo realizado que no hubiese sido posible sin la ayuda de mucha gente. Por ello desde aquí quiero agradecer a todo el equipo Festina por la confianza depositada en mí y hacer que mi trabajo fuese lo más fácil posible, Noelia y Anna. Javi y Jose, de Adoria por ser tan atentos y regalarnos momentos igualmente divertidos. Paco Anguita y Jaume Mir, de Andalucía Caja Sur que me aguantaron y alimentaron en varias etapas en coche, parando a hacer fotografías al pelotón gracias a la impecable organización y orientación de Paco y con los que he aprendido y divertido muchísimo en esta Vuelta a España. A los fotógrafos que me han ayudado, animado y han aportado nuevas lecciones de fotografía, especialmente Joseba y Zipi, me reafirmo en lo divertido que es este gremio! A los doctores de la Vuelta, de Footon Servetto y de Lampre por atenderme tan bien el día de Peñafiel que me dejó “out of race” y que les tuve más mareados de lo que ya estaba yo, muchísimas gracias. A todos los que aguantaron mis entrevistas en el coche, Matxín, Tristan Hoffman, el coche del comisario Peter Stuppacher, “el mejor equipo” como ellos se llamaban y Jaume Mir. Los momentos de avituallamiento con  Miguel y Fermín de Footon Servetto, en el autobús con David…Muchos ya sois amigos más que compañeros. Gracias a Liquigas por invitarme a la cena del último día, fue un lujo poder ver, disfrutar, compartir y celebrar el triunfo de Níbali y todo el equipo italiano, esta victoria tan trabajada. Gracias a todos los que habéis formado esta  pequeña familia de periodistas  y a todo el servicio de prensa de La Vuelta. A Pedro y su “¿aquí estás bien? que no te falte de nada”.  A Nico, de TVE, al que me une amistad desde mucho antes de que supiésemos que nuestro destino sería el ciclismo, por estar siempre atento, siempre ahí e informándome de nuevas curiosidades. A Moisés Rodríguez y todo su equipo por sus saludos de cada día y colarme en unos segundos televisivos, que mi madre agradecerá siempre! Agradecimiento especial también para los corredores que han sufrido mis insistencias por las fotos de Festina en un momento que se supone debe ser dedicado para el descanso. A todos los que nos habéis seguido desde el blog de Festina, una apuesta fuerte que se ha visto recompensada con todo vuestro apoyo y participación. Gracias por los ánimos que a título personal he recibido y sobre todo gracias a Unipublic por esta gran vuelta que nos ha regalado. Así es fácil trabajar, hacerlo bien y encima disfrutar!

Pero esto sigue. Estamos inmersos en los Mundiales, cercanos ya al final de temporada, pero habrá mucho que comentar de cara a 2011 y mucho que descubrir. To be continued…

2 comentarios

Archivado bajo Vuelta a España